CUEVA PALOMERA: Información GEOLÓGiCA

EL ACUÍFERO DE OJO GUAREÑA

El complejo kárstico de Ojo Guareña se encuentra en el sector oriental de la Cordillera Cantábrica, al Norte de la provincia de Burgos, más concretamente en el dominio estructural del Surco Navarro-Cántabro.

Los depósitos que constituyen el Surco Navarro-Cántabro son fundamentalmente de ambiente continental y marino somero, ya que a pesar de tratarse de una zona de importante subsidencia durante el Mesozoico, los aportes sedimentarios de la zona compensaron el posible desequilibrio del sistema.

Sumidero de Ojo Guareña

La Cueva Palomera se desarrolla en un conjunto calizo-dolomítico masivo del Cretácico Superior (Coniaciense Medio-Superior), que da lugar a una morfología muy característica de tipo cuesta, en la que se pueden observar los resaltes rocosos orientados hacia el Norte, y el techo de la unidad, con pendientes en torno a los 15º, que buza suavemente hacia el Sur. Este paquete carbonatado tiene una potencia de aproximadamente 130 metros, se formó hace unos 85 millones de años y se corresponde con los depósitos marinos de menor profundidad del área, posiblemente generados en una plataforma abierta de tipo rampa.

Uno de los factores que condicionan el desarrollo de cuevas de origen kárstico en este conjunto calcáreo es la existencia de formaciones infrayacentes que actúan de barrera impermeable, ya que son escasamente karstificables. Estas formaciones corresponden a los depósitos de edad Cenomaniense medio-superior, Turoniense y Coniaciense inferior, en las que se pasa de un régimen marino abierto de exterior de plataforma a un medio marino de cierta profundidad, que dan origen a una alternancia de margas y calizas arcillosas denominadas “flysch de bolas”, sobre las que se encuentra un conjunto de margas grises con algunas intercalaciones de calizas arcillosas.

Otro factor que condiciona el desarrollo del complejo kárstico es la configuración estructural del relieve en cuesta, con la exposición aérea del paquete carbonatado, que junto con su red de fracturas, favorecen los procesos de disolución.

Desde el punto de vista hidrogeológico, este complejo kárstico se enmarca en la Unidad Hidrogeológica 09.03 “Villarcayo”, cuya estructura responde a una amplia cubeta sinclinal asimétrica, de flancos suaves, de dirección NO-SE.

La mayor parte de los acuíferos que se encuentran en esta unidad, presentan abundancia de conductos, galerías y cavidades de origen kárstico, que permiten deducir la existencia de una fuerte anisotropía en los valores de transmisividad y permeabilidad, debido a la presencia de vías de flujo preferenciales.

La recarga de la unidad hidrogeológica se produce por la infiltración del agua de lluvia,la alimentación de manantiales de ladera colgados y por los sumideros kársticos que provocanpérdidas de caudal a los cauces superficiales. En el caso particular de la zona de estudio, es muy espectacular el sumidero existente en el río Guareña, en el circo de San Bernabé.

Diseño web: GESDINET